jueves, 5 de enero de 2012

Ragout (Fricasé) solar de pollo con alcaparras

Ragú de pollo en cocina solar parabólica.

El pollo nos ofrece una carne versátil que combina muy bien tanto con el dulce como con el salado. He rescatado una antigua receta de mi madre que proviene de la cocina francesa, por eso se llama ragú o fricasé, que significa cocido y troceado. También es una forma de conseguir que la carne nos cunda más, ya que un pollo grande es para 4 - 6 personas como mucho, pero en forma de ragú podemos dar de comer al doble de comensales.  La carne se sirve troceada y bañada en una salsa bechamel preparada con el caldo del pollo. El sabor característico lo dan las alcaparras y el zumo de limón.

Se acompaña de arroz blanco, cocido sin ajo. También valen unas patatas hervidas.


INGREDIENTES PARA 10 - 12 RACIONES


Para el caldo:


1 pollo campero de 2,5 kg
3 litros de agua filtrada o mineral.
2 ramas de apio.
1 cebolla roja. 
6 clavos aromáticos.
2 hojas de laurel.
1 puñado de sal.


Para la salsa:


La carne de pollo hervida y troceada fina. 
1,5 - 2 litros de caldo de pollo caliente. 
100 gramos de mantequilla o margarina
50 gramos de harina de trigo.   
Zumo de 1 limón grande. 

100 gramos de alcaparras pequeñas en vinagre.
Pimienta negra molida. opcional. 


Utensilios: 1 cocina solar parabólica. 1 olla negra de 7 litros. 1 sartén honda negra de 30 cm.
Tiempo:  3 horas. Dificultad: media. Coste: 20,00 euros.  Electricidad ahorrada: 3 kw/h. - 0,60 euros.




PASOS.

Hervimos el pollo, las verduras y especias en 3 litros de agua con un puñado generoso de sal, durante 120 minutos en nuestra cocina solar alsol 1.4 (http://alsol.es/productos/cocina-alsol-1-4/)

Empecé de buena mañana a las 10. 

Las llamas solares rodeando la olla.

Se trata de que esté la carne tan suelta que prácticamente se caiga de los huesos.

Esperamos unos 15 minutos a que la carne se enfríe un poco antes de meterle mano. 


Desmenuzamos el pollo una vez que está tibio. Se puede hacer a mano y luego se cortan los trozos con unas tijeras dentro de la fuente, es lo más rápido y eficaz. NO TRITURAR, se trata de comer el pollo desmenuzado, no hecho puré.

LA SALSA

Preparamos la salsa bechamel con 1,5 - 2 litros de caldo filtrado. Para ello vertemos el caldo de la olla a una jarra grande, que nos sirve para añadir el líquido cómodamente a la sartén donde terminamos el guiso.  La carne la tenemos preparada también. El caldo que nos sobra nos sirve para ajustar el espesor de la salsa o para hacer una sopa de fideos.



Fundimos 100 gramos de mantequilla en una sartén honda y, una vez fundida y caliente, le añadimos 50 gramos de harina de trigo blanca y removemos todo durante 5 minutos para que se dore.

Añadimos poco a poco el caldo caliente, siempre removiendo con una escobilla de acero, procurando que no queden grumos.



Añadimos las alcaparras y el zumo de limón una vez que tengamos la salsa completamente hecha, bastante espesa.  Y añadimos la carne, removemos y dejamos todo un par de minutos al fuego solar.


Ajustamos sal y añadimos la pimienta, si queremos. 


En el plato se pone un montoncito de arroz blanco en el centro y se vierte encima el ragú.  

Hay a quien le gusta añadir salsa Worcester a este plato. 

Guten Appetit ! 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada