miércoles, 28 de septiembre de 2011

Bizcocho solar de Manzana

Bizcocho de manzana semi-integral en cocina solar parabólica.

Al ver en el widget de la AEMET que mañana jueves se anuncian nubes para terminar este soleado y caluroso mes de septiembre, aún disfrutamos de 30 grados a la sombra hoy en Benidorm, me he animado a hornear en mi cocina solar parabólica un bizcocho de manzana casero sobre una receta de mi madre, con algunas variaciones que lo hacen más ligero, soja en lugar de leche y un 30% de harina integral de trigo. Me gusta añadirle unos copos de avena finos para darle más sustancia, ya que es un bizcocho de merienda infantil y la avena tiene mucho alimento. 


INGREDIENTES para un bizcocho de 8 -12 porciones. 

  • 200 gramos de harina blanca de repostería.
  • 100 gramos de harina integral de trigo biológica.
  • 175 gramos de margarina vegetal o aceite de girasol.
  • 150 a 200 gramos de azúcar blanca, según el paladar de los invitados.
  • 5 huevos camperos o ecológicos de gallina. 
  • 1 vasito de leche de soja neutra bio.
  • 1 sobre de levadura en polvo para 500 gramos de harina.
  • 3 manzanas bio.
  • Un puñado de copos de avena suaves bio. (opcional)
  • 1 ralladura de la cáscara de un limón pequeño.
  • Una pizca de jengibre.
  • Canela para espolvorear encima.
  • 1 cucharada de azúcar blanca para la canela. 
  • 1 pizca de sal. 
  • 1 sobre de azúcar de vainilla.
  • 1 cucharadita de margarina para el molde.
  • Pan rallado para el molde. 

HERRAMIENTAS: Una batidora eléctrica o un par de buenos brazos y un cucharón de madera. Un bol de 3 litros para amasar. Un molde para pasteles. Dos chapas de acero esmaltado en negro. Un salvamanteles de acero. Una cocina solar alSol 1.4 ó 1.2 (+20% de tiempo)
TIEMPOS: 90 minutos en total, 70 de los cuales para el horneado. Dificultad: media. Ahorro energético: 2kw/h.  Emisiones: 0
PASOS
Batimos los huevos y luego añadimos los demás ingredientes, la harina poco a poco. Ajustamos con la soja hasta que la masa se quede suave y cremosa.  Pelamos una de las tres manzanas y la cortamos en trocitos pequeños que mezclamos con la masa.

Preparamos el molde.

Vertemos la masa en un molde previamente engrasado y empanado.

Cortamos las dos manzanas restantes en cuartos, pelamos y cortamos gajos que insertamos en la masa por arriba haciendo el diseño que más nos guste.


Al final espolvoreamos la canela y el azúcar encima de la masa con las manzanas.  


El salvamanteles en la chapa como base para el molde. 

Colocamos el molde dentro de las bandejas dobles de chapa negra, calzado con un salvamanteles de acero, para evitar que se queme el fondo del bizcocho por transferencia de calor de la chapa al molde.

Ya sé, a mi cocina solar le toca un buen lavado. Es que no para, la pobre...

Vista destapada del molde en la chapa.


Las llamas solares tienen que asomar hasta la mitad de la chapa superior.



A los 30 minutos de horneado giramos las chapas 180 grados, invirtiendo la posición en sentido horizontal. Así procuramos que la masa levante de forma regular y no se formen pompas. Las chapas actúan como un horno de convección, pero desde el fondo sube más calor por unos sitios que otros.

El cielo de hoy ha sido casi de clase 4, totalmente nítido y azul y ello ha facilitado el horneado. 
En la foto se puede ver cómo la temperatura, medida en el centro de la chapa inferior, supera los 270 grados.

También tenemos que ajustar la sombra en el suelo cada 20 minutos para seguir al Sol en su trayectoria. La sombra del soporte en el suelo tiene que estar paralela al travesaño de la base.


El bizcocho al cabo de algo más de una hora.


¡A MERENDAR CON ENERGÍA SOLAR! 


Cómo se puede ver, un bizcocho de este tipo es un alimento de lo más completo y una merienda estupenda y saludable. Si no se abusa, no produce ni acidez ni pesadez.  

sábado, 24 de septiembre de 2011

Lentejas sencillas al sol.

Lentejas de verduras suaves en cocina solar parabólica. 


La receta de hoy 24 de septiembre va dedicada al planeta Tierra, ese hogar frágil, solitario y único que nos brinda todo lo que necesitamos para vivir bien, cubriendo todas nuestras necesidades físicas y espirituales. 

Parece, sin embargo, que somos unos hijos ingratos e insaciables que nunca tienen bastante y arrancan las entrañas a su madre para comerse todo lo que anda suelto, generando a su paso un montón de residuos y efectos de dudoso beneficio sobre la biosfera que dejan a algunos en situaciones muy apuradas...

¿Cuánto tiempo le queda al oso polar en la Tierra?



WWF  RENOWATIO. Otro oso que nos da esperanzas.  


Así que, mientras esta mañana un solitario e inadvertido barco solar de WWF, capitaneado por Toni Font, chef solar oriundo de Mallorca, cruza las aguas delante de Benidorm en dirección al puerto de Alicante, que en breve acogerá la Volvo Ocean Race, esta humilde cocción solar de una 'simples' lentejas, las comes o las dejas, se inscribe en el marco de la acción climática organizada por el movimiento MOVING PLANET, antes 350.org, pero en vista de que el carbono atmosférico ya es estratosférico, alcanzando valores cerca de 400 ppm (véase el widget en este blog a la derecha) y subiendo (al contrario que la bolsa estos días) los organizadores del 350 se han adaptado a la realidad cambiante y ahora luchan un poco más por el clima en general, no solo por la reducción del carbono. Que la fuerza les acompañe. 



Bien, dicho todo esto, vamos a cocinar. 

Después de una noche de esperada lluvia, que nos ha dado la bienvenida al otoño, coincidiendo con la efeméride del equinoccio en el calendario oficial, el Sol ha salido poco a poco detrás del manto de nubes y me ha permitido aprovechar sus rayos.

¿Qué son unas lentejas sencillas o suaves? Pues básicamente unas lentejas ecológicas con verduras y hortalizas como el apio en rama, la cebolla, el tomate, la zanahoria y la patata, nada más. Vamos a conseguir unas lentejas muy ricas y sobre todo muy digeribles, sin ajo, sin chorizo ni tocino, sin chirivia ni puerro, que suele producir mucha más flatulencia a los de tripas sensibles que la cebolla.  El apio aporta un sabor que gusta mucho a los niños, habitualmente reacios a comer lentejas.  Así que se puede decir que éstas son unas lentejas aptas para menores. 


INGREDIENTES PARA 6 PERSONAS


1 tarro de lentejas bio precocinadas.
4 ramas pequeñas de apio, cortadas en trocitos.
1 ó 2 zanahorias peladas y cortadas en rodajas finas.
2 -3 tomates de pera pelados y cortados
1 cebolla pequeña cortadita en dados. 
3 -4 patatas pequeñas peladas y cortadas.
Medio vaso de aceite de oliva virgen extra.
2 cucharaditas de sal.
4 clavos aromáticos. 
2 hojas de laurel.  
0,5 a 1litro de agua mineral o filtrada, según si queremos las lentejas espesas o tipo sopa. 


En la foto, las lentejas, las patatas y la cebolla son biológicas.

Tiempo. 70 minutos. Cocción: 60 minutos.  Atención en cocina solar: 2 minutos. Dificultad: baja.

PASOS

Lavamos y cortamos todas las verduras en trozos pequeños y las rehogamos en una olla negra de hierro colado con el aceite, unos 20 a 30 minutos en nuestra cocina solar.




Cuando están blanditas las verduras, sin estar desechas, añadimos las lentejas otra media hora con un litro de agua o algo menos según lo densas que deseamos que se queden las lentejas.


Y ya tenemos un plato de lo más sano, cocinado sin emitir ni un gramo de carbono a la atmósfera.
Con estas lentejas podemos comer sano y además contribuir al bienestar del Planeta.

¡Feliz día de acción climática! 









domingo, 18 de septiembre de 2011

Nueva cuenta en Twitter

Os dejo el enlace de mi nueva cuenta en Twitter por si queréis seguir las recetas de este blog allí:

cocinasolarrene

http://twitter.com/#!/cocinasolarrene

saludos solares.


Pollo solar al jengibre.

Pollo en cocina solar parabólica al jengibre, miel y manzanas.

Hoy, para servir unos trozos de pollo que tenía en el congelador de esas veces que había comprado un pollo entero para hacer unos filetes a la plancha, me estaban pidiendo una receta nueva, sin hierbas y sin ajo. Ya sé que está todo inventado en cocina (te das cuenta obre todo cuando viajas) y el ser humano le ha añadido a la carne todo lo que se nos pueda pasar por la cabeza para enriquecer su sabor.

Por la mía y por mis manos han pasado hoy una cebolla, dos tomates maduros, una manzana, anacardos y un poco de miel.  A susodicha combinación le he añadido sal y aceite y sobre todo una pizca de jengibre en polvo, bueno, porque no tenía a mano jengibre fresco.  El resultado ha recibido amplios elogios de mis comensales, pasando antes un par de horas metido en una olla de hierro colado en una cocina solar parabólica, pues dicen los que entienden que la comida sabe mejor cocinada con el Sol. 



INGREDIENTES para 8 personas.
4 muslos de pollo.
4 sobremuslos de pollo.
2 Tomates maduros pelados y cortados en cuartos.
1 cebolla mediana cortada en daditos.
1 manzana dulce pelada y cortada en octavos.
Una buena pizca de sal gorda.
Una cucharadita de miel de mil flores. 
Un buen chorro de aceite de oliva virgen extra.
Una pizca de jengibre en polvo.
50 gramos de anacardos crudos.

Herramientas: Una cocina solar alsol 1.4.  Una olla de hierro colado de 6 litros aprox.

Tiempo: 2 horas. Dificultada: media. Ahorro energético: 2kw/h. 

PASOS:
Cortamos los ingredientes en trozos pequeños, salvo el pollo.


Lo echamos todo en la olla de hierro colado, haciendo un bonito montón rociado por el aceite y por la sal. Añadimos la cucharadita de miel y el jengibre. 


Y colocamos la olla tapada en una cocina solar alSol.



Ajustando la posición de la cocina solar cada 20 minutos para seguir el Sol y de paso removiendo suavemente todo, hasta que tenga este aspecto.  


OS DEJO UN VIDEO DEL MOMENTO FINAL DE LA COCCIÓN:


video

Lo acompañamos de un arroz blanco y gazpacho andaluz recién hecho. 
Esta receta con toque exótico nos permite romper un poco la rutina de comer pollo al estilo tradicional. La miel y el jengibre son el alma de la receta y la manzana es una buena base para la salsa, pero se trata de dar un toque casi imperceptible, no que esté dulce o picante.  Recuerda pelar los tomates y no usar anacardos fritos, sino crudos. También valen las almendras.  ¡Que la disfrutéis!



lunes, 12 de septiembre de 2011

10000 visitas.

Hemos alcanzado las 10.000, diez mil, visitas en algo más de un año de actividad solarculinaria y quiero expresar mi más sincero agradecimiento a tod@s l@s que habéis pasado a echar una ojeada por este blog cuya esencia es pretender enamoraros como yo lo estoy de cocinar con el Sol, ¡benditos sean sus rayos! 

70 entradas, 500 fotografías y algunos vídeos son el reflejo de la pasión que siento por esta manera de vivir, porque esto es algo más que simplemente cocinar, es conectar con el universo local y su energía, que espero estar transmitiendo a mis lectores y amigos con el corazón.  


saludos solares a tod@s.   ;-)  René.



jueves, 8 de septiembre de 2011

Mermelada solar de Higos frescos.

Mermelada de higos negros en cocina solar parabólica.
El verano se nos va poco a poco, pero nos deja abundantes regalos en forma de frutos que el Sol ha madurado enviando ingentes cantidades de energía a la Tierra. Con la misma energía y sin emitir ni un gramo de Carbono he transformado hoy 4 kilos de higos negros frescos, que me han costado tan solo 7 euros en el mercadillo semanal, en 9 botes de mermelada riquísima, añadiendo 2 kilos de azúcar y el zumo de dos limones.
La higuera es un árbol casi mágico que tanto le da ser cultivada como campar libre y salvaje en algún espacio de nuestra geografía española. Muy extendida en el sureste de la Península, existen casi una decena de variedades, desde la Colar, la Goina, la Verdal, la Blanca, Cuello Dama, Fraga, Pellejo de Toro, etc.
MITOLOGÍA DE LA HIGUERA (Ficus carica L.)
'La higuera ha tenido papel preponderante en el folklore de todos los pueblos, no ya por sus virtudes narcotizantes o hipnóticas sino por la magia que ha inspirado a la mentalidad popular. Se ha dicho que "fue el árbol de la sabiduría de cuya fruta comió Adán en el paraíso terrenal, y que bajo la higuera se ocultó el primer hombre, después de su caída. En el folklore judío la higuera no es un árbol de mal agüero, sino, por el contrario, emblema de paz, prosperidad y seguridad colectiva...'
PROPIEDADES DE LOS HIGOS 
Los higos tienen propiedades tonificantes, energéticas, laxantes y relajantes, por lo que se emplean también como remedio natural contra la tos. Pero sobre todo son alcalinizantes, y por tanto ideales para personas que sufren de acidez.  Por otro lado contienen bastantes azúcares, de modo que una mermelada de estos frutos tiene muchas calorías y no es apta para quien quiera adelgazar ni para diabéticos.
LA MERMELADA DE HIGOS
Como en el caso de la conserva de tomate, hacer mermelada es conservar, para poder aprovechar el fruto durante todo el invierno. Una mermelada bien hecha se conserva sin problemas durante 1 ó dos años. La mermelada de higos es una auténtica exquisitez sin igual.
A continuación os explico con imágenes paso a paso cómo hacerla con una cocina solar parabólica 
Aquí he preparado una cantidad muy respetable, unos 5 kg de mermelada, primero para demostrar la capacidad de la cocina solar modelo alSol 1.2  y porque tengo pensado regalar algunos tarros...pero no me mandéis vuestras señas, hacedla vosotros mismos ;-)

INGREDIENTES: 
4 kg de higos frescos negros - que se quedan en 3 kg de higos aprovechados. 
2 kg de azúcar blanca (si es posible con pectina)
Zumo de dos limones medianos. 
1 vasito de ron en un plato hondo para esterilizar las patas de los tarros. 



DATOS
Coste: 10,00 euros aprox. Tiempo: 3 horas. Dificultad: media. Ahorro en electricidad:  2 - 3  kw/h, unos 50 Céntimos.  Valor energético por cada 100 gramos de mermelada de higo: 150 kcal. Valor comercial del producto final: 60,00 euros para 5 kg de mermelada.  Valor sentimental: emocionante.
PASOS
Lavamos los higos y les quitamos los rabillos y posibles partes estropeadas.  Desechamos completamente los que están muy duros y los que tienen gusanillos blancos.  Hay que calcular que tendremos un 25% de desperdicios, ya que los higos son muy naturales y delicados, con lo que en mi caso me quedaron 3 kilos de higos cortados, a los que añadí 2 kilos de azúcar blanca. Desaconsejo usar azúcar morena, ya que altera el sabor de la mermelada. Podemos añadir 1 kilo de fructosa y otro de sacarosa normal.

Los higos los cortamos por la mitad dos veces, luego en dados, piel incluida y los mezclamos en una olla negra con el azúcar, dejando reposar todo 2 horas para que suelten los higos todo su jugo.

Colocamos la olla en la cocina solar y removemos cada 5 -10 minutos desde el principio. No hay que olvidar el botijo a la sombra y las gafas de Sol.

COCER LA MERMELADA EN LA ALSOL 1.2 
Al cabo de 1 hora la mezcla está hirviendo. Removiendo cada 10 minutos dejamos que hierva otra hora más a fuego lento en la alSol 1.2, que ha resultado ser ideal para este cometido, ya que en las 1.4 este proceso es más rápido y se nos puede quemar algo si no tenemos cuidado.

Así que estoy pensando que una alSol 1.2 es la combinación perfecta para tener con otra alSol 1.4.
1


En los últimos 5 minutos de la cocción añadimos el zumo del limón recién exprimido y removemos.


Batimos brevemente la mermelada en la olla recién sacada de la cocina solar con una picador a eléctrica y vertemos la mermelada en tarros de cristal bien limpios, a ser posible en lavavajillas a 65 grados o hervidos en agua, cosa que podemos hacer en nuestra cocina solar mientras los higos han reposado con el azúcar.  CUIDADO CON LAS QUEMADURAS al salpicarnos mermelada caliente en las manos!

Previamente hemos vertido un vasito de ron en un cuenco o plato hondo que admite el tamaño de las tapas de los tarros, porque nos sirve para esterilizar estas tapas, hundiendo cada una en el ron justo antes de cerrar cada tarro.

Volcamos los tarros bien cerrados en un paño limpio y los dejamos invertidos hasta que se enfríen un poco y los podamos tocar sin quemarnos.  La mezcla de calor de la mermelada a 90 grados y el ron matan todos los 'bichos' que puedan quedar en la tapa.  Esto asegura la completa esterilización del tarro y por tanto la perfecta conservación del contenido. No es necesario un baño María.

Y no olvidéis repartir entre la familia y los amigos, que la mermelada de higos es un manjar muy valorado. Un tarro de 300 gramos de esta apreciada mermelada cuesta de 4 a 5 euros!

viernes, 2 de septiembre de 2011

Verduras solares al horno.

Fuente de verduras al horno en cocina solar.

Los huertos están en plena efervescencia productiva desde hace semanas y no es por nada que regiones como Murcia y Valencia se las denomine la huerta de Europa.  Tenemos sin duda las mejores hortalizas y verduras del mundo en España y, aunque en los restaurantes tradicionales no se encuentran fácilmente platos vegetarianos, las verduras se preparan de diversas maneras para acompañar carne y pescado.  Una variante que me gusta mucho es la verdura en trozos grandes horneada con un poco de aceite de oliva y hierbas aromáticas. Aquí os propongo una fuente con lo que salió de mi nevera sin premeditación, donde la manzana da un toque diferente al conjunto. 


INGREDIENTES PARA 2 PERSONAS
1 Berenjena, 1 cebolla, 1 manzana, 4 patatas pequeñas, 2 tomates del tipo en rama, 3 zanahorias. Sal, aceite de oliva virgen extra, orégano, albahaca, comino en grano, sal gorda.

La fuente va colocada en unas bandejas de chapa negra, que nos hacen de horno solar. 


El tiempo de horneado en la cocina solar alSol 1.4 es de 90-120 minutos. 


Las dos chapas cerradas y aseguradas con unas pinas de la ropa en el lado sur donde no llegan las llamas solares. 



Cada 20 minutos hay que re-orientar la cocina siguiendo el periplo del astro rey en el cielo. 


Sombra que va alejándose del travesaño en el suelo. 


Comprobación de temperatura. 208 º C. 

El horneado en cocina solar es más suave que en un horno eléctrico o de gas. La ventaja es que nada se puede quemar y se preservan perfectamente los sabores y propiedades de los alimentos. 


Sano, rico y sin emisiones de CO2.