domingo, 18 de septiembre de 2011

Pollo solar al jengibre.

Pollo en cocina solar parabólica al jengibre, miel y manzanas.

Hoy, para servir unos trozos de pollo que tenía en el congelador de esas veces que había comprado un pollo entero para hacer unos filetes a la plancha, me estaban pidiendo una receta nueva, sin hierbas y sin ajo. Ya sé que está todo inventado en cocina (te das cuenta obre todo cuando viajas) y el ser humano le ha añadido a la carne todo lo que se nos pueda pasar por la cabeza para enriquecer su sabor.

Por la mía y por mis manos han pasado hoy una cebolla, dos tomates maduros, una manzana, anacardos y un poco de miel.  A susodicha combinación le he añadido sal y aceite y sobre todo una pizca de jengibre en polvo, bueno, porque no tenía a mano jengibre fresco.  El resultado ha recibido amplios elogios de mis comensales, pasando antes un par de horas metido en una olla de hierro colado en una cocina solar parabólica, pues dicen los que entienden que la comida sabe mejor cocinada con el Sol. 



INGREDIENTES para 8 personas.
4 muslos de pollo.
4 sobremuslos de pollo.
2 Tomates maduros pelados y cortados en cuartos.
1 cebolla mediana cortada en daditos.
1 manzana dulce pelada y cortada en octavos.
Una buena pizca de sal gorda.
Una cucharadita de miel de mil flores. 
Un buen chorro de aceite de oliva virgen extra.
Una pizca de jengibre en polvo.
50 gramos de anacardos crudos.

Herramientas: Una cocina solar alsol 1.4.  Una olla de hierro colado de 6 litros aprox.

Tiempo: 2 horas. Dificultada: media. Ahorro energético: 2kw/h. 

PASOS:
Cortamos los ingredientes en trozos pequeños, salvo el pollo.


Lo echamos todo en la olla de hierro colado, haciendo un bonito montón rociado por el aceite y por la sal. Añadimos la cucharadita de miel y el jengibre. 


Y colocamos la olla tapada en una cocina solar alSol.



Ajustando la posición de la cocina solar cada 20 minutos para seguir el Sol y de paso removiendo suavemente todo, hasta que tenga este aspecto.  


OS DEJO UN VIDEO DEL MOMENTO FINAL DE LA COCCIÓN:


video

Lo acompañamos de un arroz blanco y gazpacho andaluz recién hecho. 
Esta receta con toque exótico nos permite romper un poco la rutina de comer pollo al estilo tradicional. La miel y el jengibre son el alma de la receta y la manzana es una buena base para la salsa, pero se trata de dar un toque casi imperceptible, no que esté dulce o picante.  Recuerda pelar los tomates y no usar anacardos fritos, sino crudos. También valen las almendras.  ¡Que la disfrutéis!



No hay comentarios:

Publicar un comentario